lunes, 16 de marzo de 2009

Flores


Hoy quiero contar una historia muy bonita y sorprendente. A los niños se les ha quedado grabada y hoy han venido buscando la flor.
El viernes una de las niñas de mi clase, me trajo una flor cerrada de regalo. Fue un detalle precioso y decidimos ponerla en agua pensando que seguramente no abriría. A media mañana vimos que la flor estaba enseñando todo su esplendor y nos traía una sorpresa en su interior: un pequeñísimo caracol (recién nacido según los sorprendidos niños)
Lo miramos, lo cogimos con cariño y decidimos dárselo a Ikhlass para que lo bajase a las plantas del patio puesto q ella fue quien trajo la flor.
Esta mañana al llegar casi todos miraban a la mesa buscando la flor y por eso me he decidido a contar la historia de nuestra flor con sorpresa.

1 comentario:

Duendes Juguetones dijo...

Que bonita anécdota!!! Los pekes debieron flipar muchísimo!!!! Que suerte!!!!