Proyecto ARCIMBOLDO


Vamos a crear una página para comprobar los progresos que vamos realizando en nuestro primer proyecto.
 En la reunión estuvimos comentando el por qué de utilizar esta metodología de los proyectos en vez de los libros tradicionales.
 Siempre basándonos en el currículo y sin salirnos de los principios que rigen nuestra etapa (globalización, aprendizaje significativo, el juego, la coordinación con las familias...) nos encontramos con una forma de trabajo basada en captar los intereses de los niños y trabajar a partir de ellos con lo que tenemos nosotros, lo que nos sugieren los propios alumnos y los materiales que traen desde casa. Esto, además de motivar a los alumnos y sus familias, fomentan el espíritu investigador, la creatividad, el trabajo cooperativo y las ganas de aprender cosas nuevas.
 Para partir todos de la misma base, sólo adelanté, a padres y alumnos, una palabra: ARCIMBOLDO, y dejé que jugasen a imaginar qué podría ser y dónde podrían buscar la información que necesitaban. éstas son las respuestas de los niños, sus Ideas previas:
 A continuación les invité a jugar a los investigadores en casa y a que trajeran sus descubrimientos a partir del lunes 26. Ésta es la historia de cómo construimos un proyecto entre todos. 
Aportamos nuestras investigaciones:




 Aarón nos trajo una sorpresa enorme, además de su investigación, cogió verduras de su casa (un puerro, una zanahoria, una patata, papelitos y una moneda, y nos demostró que él era un artista igual de bueno que nuestro amigo Giuseppe Arcimboldo:

¡Fue una idea genial! que nos encantó.
Las siguientes semanas fueron apareciendo más cositas super interesantes ¡Gracias a todos por participar tanto!

                                       










No me digáis que no es fantástico el trabajo que ha realizado la familia de Soraya...




¡Las familias han encontrado incluso al Danonino pintor!

  Esther hizo con su madre y su hermana un juego de palabras con las letras del apellido de Giuseppe Arcimboldo
 Y como colofón... Un riquísimo y dulce retrato que disfrutamos toooodos los niños del cole.


Y ahora... ¡aprendemos jugando!
 Con las verduras de Aarón...



Con las frutas y verduras del rincón de la casita...





                                          



Con las frutas rojas de Esther





Conn la plastilina

 Con las pizarras




Convirtiéndonos en pintores...


Nos inventamos un juego...
 Una de las cosas que hemos aprendido con el proyecto es que no hace falta comprar cosas todos los días para poder aprender y jugar todos los días. ¿Algunas formas de hacerlo? Utilizando cosas que hay en casa, reciclando materiales e incluso inventándonos un juego para el aula.
 En vez de comprar más frutas y verduras,  buscamos por internet diferentes dibujos de frutas y verduras variadas; a continuación descubrimos de qué color eran cada una de ellas y las coloreamos; finalmente la seño las recortó y las plastificó junto a un busto.
 A partir de ahí ya pudimos diseñar y realizar nuestros cuadros más artísticos.
Experimentamos con texturas, sabores y colores...
Guisantes frescos que trajo Lorena y que muy pocos habían probado... Al final resultó que nos gustaron a todos aunque nos costó dar el paso de probarlos a algunos
Las frutas rojas con las que jugamos primero y de las que no quedó ni rastro... todos querían repetir.

 También hicimos un experimento con un cartón blanco, una funda de plástico y pinturas (colores básicos).

  Mientras jugamos a dibujar con el dedo  a mover la pintura descubrimos que cuando se mezclan ¡Aparecen nuevos colores!
 El azul y el amarillo hacen el verde, el rojo y el amarillo hacen el naranja, el azul y el rojo hacen morado, cuanto más se movía más colores aparecían: carne, marrón distintas gamas del mismo color...
 Fue una experiencia preciosa y aprendimos un montón de cosas ¡casi sin darnos cuenta!

Representamos lo que estamos aprendiendo...



Me convierto en Arcimboldo...
 Tantas cosas aprendemos de nuestro amigo Arcimboldo, que un día decidimos convertirnos en él, así que nos hicimos un autorretrato utilizando la misma técnica de nuestro artista: cogimos revistas de alimentación, recortamos frutas, verduras y pescados y mariscos y...

 Al principio nos costó un poco meternos en la materia, pero según pasaba el tiempo lo vimos cada vez más claro hasta que conseguimos esto:



Inventamos un cuento e investigamos...
 Un día decidimos inventarnos un cuento entre todos, íbamos diciendo lo que nos apetecía y resolviendo los conflictos que iban surgiendo en el relato.
 Una vez acabado decidimos investigar a ver si algún cuadro de Arcimboldo se podía incluir en su final... ¿Lo logramos?









Os lo contamos...




 Preparamos nuestra exposición invitando a nuestras familias...
 Para finalizar el proyecto montamos una exposición, todo el ciclo, para enseñar y explicar a nuestros compañeros y a nuestras familias lo que hemos hecho y aprendido de nuestros pintores.
 Lo primero que había que hacer para llevarlo a cabo era invitarlos, así que escribimos y decoramos una invitación a nuestro museo.
 En la portada decidimos dibujar a Arcimboldo o alguno de sus cuadros.
 Y este fue el resultado:


















Exponemos...
 Preparando los carteles de nuestro rincón del salón de actos
 __


Comenzamos a explicar lo que hemos hecho a los compañeros

 Finalmente llegó la hora de abrir las puertas a las familias