miércoles, 16 de diciembre de 2015

Aportaciones monstruosas

El proyecto derivó seguidamente a los monstruos de todo tipo, y las familias siguieron aportando muchas cosas.




 Incluso encontraron la forma de convertir a los juguetes normales en monstruosos con una poción mágica:





 A partir de ahí comenzó a funcionar la imaginación y los niños y sus familias comenzaron a hacer monstruos de plastilina:
 De plástico:

 De papel maché:
 De cartón:



 Y con cajas:
 








 Hasta tenían ropa monstruosa...
Y muchos cuentos:





 Y así ha quedado nuestro rincón monstruoso: